Nuestro Hardware: El Cerebro

El cerebro es un potente ordenador que analiza millones de datos,  soluciona muchos problemas, pero también nos engaña, nos miente y a veces nos traiciona,  cuestión de magia.

Son muchas las investigaciones sobre si la realidad existe o no, si podemos conocerla o solamente imaginarla. Lo que está claro es que nuestro cerebro no puede percatarse o procesar la realidad en su totalidad. Por lo tanto la  realidad que vemos o vivimos es la que nuestra mente nos deja ver o vivir.

 

 El cerebro procesa una información parcialmente sesgada. Antes incluso de llegar al cerebro, los canales de recogida de información, los sentidos,  tienen limitaciones y filtros, y pasan al cerebro solo una porción de esta realidad. Es decir, el cerebro recibe la información sensorial, la ordena y la filtra según sus criterios, programas y experiencias,  para hacerse un esquema, y rellena los vacíos con sus expectativas y sus previsiones. Después de comunica una parte de todo el conjunto a nuestra mente, y es ahí donde nos enteramos o, por lo menos, creemos habernos enterado.

Cada persona verá una realidad diferente según sus programas mentales, experiencias, educación y entorno, todo esto hace de filtro para la información recogida. Por eso se dan situaciones en la que varias personas que han vivido los mismos acontecimientos cada uno los ve de distinta forma.

Es por ello que lo que nos llega es el resultado de  filtros y de decisiones que en algunos casos, lo toma el cerebro casi de forma automática. Nuestros sentidos y nuestra neurología, analizan la información y comunican el resultado final a la parte cognitiva.

Luego también están las  ilusiones sensoriales se basan en procesos que no son perceptibles para nuestros sentidos. Hay movimientos que,  son tan rápidos que nuestro ojo no es capaz de detectar, o que nuestra corteza occipital, encargada de descodificar las señales visuales, no piensa sean importantes y pasa de procesarlos o de trasmitirlos. Con la memoria se juega también aprovechando sus límites, porque no es posible recordar todo, o recordar detalles durante un tiempo muy largo.. Además la memoria incluso se puede manipular, sesgando o sustituyendo los recuerdos.

La atención es un proceso muy importante en  nuestros niveles cognitivos, porque es ahí donde los lóbulos parietales filtran, deciden lo que pasa la criba y lo que no, lo que es importante y lo que, supuestamente, no lo es. Son filtros que trabajan sin que nos enteremos, eliminando información para poder sintetizar todo lo recibido por los sentidos para evitar volvernos locos en un mundo sobrecargado de estímulos.

A veces nos gusta dejarnos engañar, renunciar a la lógica y creer en cosas raras, para poder sentir emociones diferentes y abandonarnos al placer de la sorpresa. La atmósfera mágica que envuelve y empaqueta el truco nos invita a disfrutar de esta puerta hacia lo irracional, y nuestro cerebro se da un homenaje dejándose llevar en este curioso camino lleno de extrañezas. Esto se da cuando vemos una película, una obra de teatro o una determinada lectura.

La magia aprovecha las limitaciones de nuestros recursos cognitivos.

Cuidado con nuestro cerebro, es una máquina compleja con piloto automático, que filtra y nos deja ver lo que quiere.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: